Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información, lee nuestra política de cookies

Acepto

Bombillas

Las plantas realizan toda una serie de procesos vinculados al número de horas de luz y oscuridad que reciben. Estos procesos se conocen como fotoperíodo y, entre otras funciones, son responsables de la activación de las diferentes etapas de desarrollo de la planta (germinación, crecimiento, pre-floración, floración y maduración). De hecho, si un...

Las plantas realizan toda una serie de procesos vinculados al número de horas de luz y oscuridad que reciben. Estos procesos se conocen como fotoperíodo y, entre otras funciones, son responsables de la activación de las diferentes etapas de desarrollo de la planta (germinación, crecimiento, pre-floración, floración y maduración). De hecho, si una planta no recibe la proporción de horas luz/oscuridad adecuadas, no iniciará su floración, por ejemplo.

Con la aparición de las últimas tecnologías en iluminación (LED, LEC), la variedad de bombillas y lámparas disponibles en el mercado cada vez es más amplia. Las diferencias entre ellas radican básicamente en el espectro y la potencia de la luz que generan, la cantidad de calor que emiten y los vatios de electricidad que consumen. Es importante saber qué espectro de colores e intensidad de luz específicos precisan tus plantas en las distintas fases de su vida, y así poder escoger el tipo de bombilla o lámpara más indicada en cada momento. Durante la floración, por ejemplo, las plantas requieren de colores cálidos, propios del período otoñal. Lo contrario sucede durante la etapa de crecimiento, donde emplearemos luz de colores fríos. A continuación, vamos a repasar brevemente los distintos tipos de lámparas utilizadas en cannabicultura, y qué función darle a cada una de ellas.

Las lámparas de bajo consumo o CFL (Compact Fluorescent Light), como la Pure Light CFL Grow y la Pure Light CFL Greenpower, no necesitan de balastro pues llevan integrado un transformador de serie. Por su luz fría y mínima emisión de calor, están indicadas para el enraizamiento de esquejes, el crecimiento de plántulas y la etapa de crecimiento (si bien ya se fabrican lámparas de bajo consumo con un espectro de luz adecuado para la floración, como la Pure Light CFL Bloom). Son ideales para espacios de cultivo reducidos, pues no existe riesgo de quemar las plantas. Estas bombillas consumen mucho menos electricidad que las HPS y son igual de económicas; lo malo es que, debido a la baja intensidad de su luz, ofrecen unos rendimientos mucho menores.

Las bombillas de halogenuros metálicos (MH) y las de alta presión de sodio (HPS) han sido y siguen siendo las más utilizadas en el cultivo de marihuana. Si bien están perdiendo terreno progresivamente frente a los equipos LED y LEC, siguen siendo una elección popular. Las bombillas MH (Sylvania HSI-Britelux y Pure Light MH Grow) se utilizan principalmente para crecimiento debido a la luz fría que desprenden; mientras que las HPS, por su espectro de colores cálidos, están indicadas para la floración. Las lámparas HPS no han encontrado aún rival en lo que a productividad se refiere, a excepción de las lámparas LEC. Una gran ventaja que ofrecen es que son mucho más económicas que las nuevas tecnologías LED y LEC. Los contras: las lámparas HPS emiten una cantidad importante de calor y consumen considerablemente más energía que el resto. En nuestro catálogo encontrarás una amplia selección de bombillas HPS de distintas casas como, por ejemplo, la Sylvania SHP-T GroXpress y la Pure Light HPS Bloom. Aunque lo tradicional es que estas lámparas desprendan una luz indicada para la floración, actualmente se pueden encontrar en el mercado bombillas de alta presión de sodio, como la Pure Light HPS Grow-Bloom, que sirven tanto para crecimiento como para floración.

La actual revolución en el campo de la iluminación para cultivos de cannabis son los equipos LED y los equipos LEC. Los equipos LED (Light Emiting Diode) están ganando terreno progresivamente a las tradicionales lámparas de baja presión de sodio, debido a que se obtienen producciones similares pero con un consumo de energía muchísimo menor (en este post te contamos más detalles al respecto). Además, no generan casi calor, el principal defecto de las bombillas HPS. Por su parte, las bombillas LEC (Light Emiting Ceramic), también conocidas como bombillas CMH (halogenuro metálico cerámico), son lo más novedoso y una tendencia al alza en el campo de la iluminación para cultivar marihuana. Su espectro de color más amplio se traduce en mayor calidad de los cogollos, y su tiempo de vida es mucho mayor que en las HPS, además de consumir un 50% menos de energía. En este post encontrarás más información acerca de esta tecnología innovadora.

En Sativa World Grow Shop, ponemos al alcance de tu mano, y de tu bolsillo, las marcas más demandadas de la industria a precios muy ajustados. Porque queremos que la calidad sea, en la medida de los posible, accesible a todos los cannabicultores y las cannabicultoras.


Más
por página
Mostrando 1 - 12 de 24 items
Mostrando 1 - 12 de 24 items