Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información, lee nuestra política de cookies

Acepto

Secaderos

En esta categoría, se agrupan secaderos de distintas características, que te ayudarán a secar tus cogollos de marihuana de la forma más óptima. Sabemos que es difícil, pero ten paciencia, el secado es una parte fundamental de la cosecha, que puede convertirla en una exquisitez o arruinarla por completo si no se realiza adecuadamente.

Tradicional...

En esta categoría, se agrupan secaderos de distintas características, que te ayudarán a secar tus cogollos de marihuana de la forma más óptima. Sabemos que es difícil, pero ten paciencia, el secado es una parte fundamental de la cosecha, que puede convertirla en una exquisitez o arruinarla por completo si no se realiza adecuadamente.

Tradicionalmente, para secar la marihuana solíamos colgar las ramas, cortadas y limpias de ramas secundarias y hojas grandes (esto es opcional, aunque así se secará más rápido puesto que las hojas albergan mucha humedad), de cuerdas o cables atados de pared a pared, en paralelo, dejando el suficiente espacio para la circulación de aire. Esta forma de poner a secar las plantas se conoce en inglés como hanging, algo así como “colgado”. Sin embargo, la industria cannábica ha evolucionado vertiginosamente desde que los primeros hippies empezaran a cultivar cannabis en el Estado Dorado. Y, hoy en día, existe una extensa variedad de secaderos que facilitarán y optimizarán el proceso de secado de nuestra yerba. En esta categoría encontrarás secaderos de distintos fabricantes, colores y tamaños, redondos y cuadrados. Los secaderos son una suerte de estantería hecha de malla para permitir la transpiración, con un sistema de sujeción para poder colgarlos del techo, permitiendo una mejor ventilación de los cogollos, a la vez que optimizamos el uso del espacio. Por eso, los secaderos son ideales para quienes gustan de secar sus cosechas dentro de sus armarios de cultivo.

El tiempo de secado del cannabis varía entre una y tres semanas, dependiendo de la humedad relativa del ambiente. Para saber si nuestras plantas están en su punto de secado óptimo, los cogollos tienen que crujir si los estrujamos, y lo mismo con las ramas, tienen que crujir si las doblamos. Secar nuestras plantas de cannabis en un lugar oscuro y bien aireado es básico, en caso contrario los tricomas podrían perder su potencia, o los cogollos podrían llenarse de moho, echando a perder todo el esfuerzo y tiempo invertido durante el cultivo. Después del secado, llega el curado, cuando la calidad de nuestros cogollos alcanzará su punto álgido, eliminando asperezas e intensificando sabores y aromas, perfilándose las sutilezas y los matices distintivos de cada variedad; asimismo elevando su potencia considerablemente. Muchos/as cultivadores/as obvian este paso y es un error, aunque nos cueste, si sabemos esperar obtendremos nuestra valiosa recompensa. Concretamente, entre 2 y 6 semanas es lo que suele durar el proceso de curado, siempre a gusto de cada cultivador/a. Colocaremos nuestra apreciada marihuana dentro de botes de cristal herméticos, y los abriremos una o dos veces al día, para que se ventilen. El mismo proceso, puede perfectamente hacerse en cajas de madera. Existen en el mercado cajas de madera profesionales especialmente diseñadas para este fin, como las famosas 00 Box, también pensadas para el manicurado, que encontrarás en la categoría "conservación".

Ha llegado el momento de la cosecha y necesitas hacerte con un secadero que cumpla con tus expectativas. Por eso, no lo dudes más y haz tu pedido ahora en Sativa World Grow Shop, tu grow shop de confianza.



Más
Mostrando 1 - 7 de 7 items
Mostrando 1 - 7 de 7 items