Los microorganismos son organismos de tamaño microscópico, imperceptibles al ojo humano sin la ayuda de un microscopio. Son los grandes desconocidos del reino animal, si bien existe una gran diversidad de microorganismos en los suelos. Estos minúsculos seres son superpoblación, en suelos fértiles podemos encontrar miles de millones por gramo de sustrato. El suelo es, de hecho, uno de los ecosistemas más complejos que existe, con mayor concentración de especies diferentes por superficie.

A los microbios que habitan el suelo los clasificamos en distintos grupos, según sus características y función. Las bacterias son las más abundantes, seguidas en número por los actinomicetos, los hongos, las algas y los protozoos. Finalmente, tenemos los virus y nematodos, pequeños invertebrados conocidos también como gusanos redondos. Los nematodos, debido a su tamaño, no entran en la categoría de “microorganismos”; pero son una pieza clave en la red trófica del suelo. Los microorganismos forman parte de la cadena alimentaria del suelo, esencial para la vida (sistema interconectado que conforman los microorganismos del suelo, las plantas, y algunos artrópodos, aves y animales), la formación de los suelos, y el equilibrio de los ecosistemas. Unos seres que no podemos ver, pero que son indispensables para la vida.

Los microorganismos forman parte de la cadena alimentaria del suelo, esencial para la vida (sistema interconectado que conforman los microorganismos del suelo, las plantas, y algunos artrópodos, aves y animales), la formación de los suelos, y el equilibrio de los ecosistemas.

Cadena alimentaria del suelo

Su importancia para la salud de los suelos y las plantas

De los miles de millones de microbios que viven en los suelos, unos son beneficiosas y otras dañan la planta (virus, bacterias, nematodos, actinomicetos y hongos), si bien estas últimas son minoría. Son esenciales para los ciclos de nutrientes y el ciclo del carbono, así como en el mantenimiento de la buena salud de los suelos. Algunos tipos de hongos, actinomicetos y, sobretodo, bacterias descomponen la materia orgánica del suelo, y transforman los nutrientes en formas asimilables para las plantas a través de la mineralización de nutrientes. La mineralización es el proceso oxidativo mediante el cual los microbios liberan elementos nutritivos de la materia orgánica, transformándolos de compuestos orgánicos complejos a compuestos orgánicos simples. Además, se ocupan de la fijación de nitrógeno de la atmósfera al suelo, es un proceso esencial para la vida vegetal, que llevan a cabo algunas bacterias y actinomicetos.

Algunos tipos de hongos, actinomicetos y, sobretodo, bacterias descomponen la materia orgánica del suelo, y transforman los nutrientes en formas asimilables para las plantas a través de la mineralización de nutrientes.

Las algas y ciertos tipos de bacterias participan de la construcción y agregado de suelos, mediante la secreción de sustancias viscosas (como polisacáridos y mucilago), que funcionan como pegamento para el suelo. Otras tareas importantes que llevan a cabo los microorganismos del suelo son la degradación de contaminantes y la supresión de enfermedades del suelo, así como la oxigenación del sustrato (que consiguen las algas mediante la fotosíntesis). Protozoos y virus se ocupan de regular la población microbiana del suelo, ayudando a mantener su equilibrio, mediante la depredación y mortalidad de otros microorganismos.

Cadena alimentaria del suelo

 

Finalmente, algunos hongos, como los hongos micorrícicos o micorrizas o los trichoderma, protegen las raíces de posibles amenazas. Estos hongos colonizan la raíz para no dejar lugar a que se instalen hongos patógenos. Otras estrategias son la competición por los recursos, o la segregación de sustancias antibióticas.

Principales funciones de los microorganismos en los suelos

En resumen, los microorganismos son responsables de procesos esenciales para la salud de los sustratos. Estas son las importantísimas funciones, que la microvida desempeña en los suelos:

  • Descomponen materia orgánica y, de este modo, fertilizan los sustratos.
  • Participan del intercambio de gases y la captura de carbono.
  • Mineralizan los nutrientes del suelo, proporcionando alimento a las plantas.
  • Cumplen un rol esencial en los ciclos de nutrientes, así como los ciclos de nitrógeno y carbono; todos ellos indispensables para la vida.
  • Protegen las raíces contra microbios patógenos, plagas y enfermedades.
  • Limpian el suelo de contaminantes y organismos dañinos para las plantas.
  • Oxigenan el sustrato y le aportan una estructura con un buen equilibrio entre retención y drenaje del agua.
  • Construyen los suelos mediante su agregación.
  • Regulan la población de los suelos.
Virus

Condiciones favorables para la vida microbiana del suelo

Todos estos minúsculos seres (beneficiosos y patógenos) se reproducen con extrema rapidez, si las condiciones les son favorables:

  • Presencia de carbono.
  • Humedad.
  • Oxígeno.
  • Temperatura.
  • Materia orgánica.
  • Nutrientes inorgánicos.
  • pH alcalino.
  • Baja concentración de sales (EC).
  • Estructura porosa, que permita una buena circulación del agua.

Los microorganismos que habitan el sustrato lo fertilizan, pero algunos de ellos también necesitan que el sustrato contenga materia orgánica para alimentarse y sobrevivir. Por este motivo, prefieren los sustratos orgánicos (coco, turba, tierra) a los inertes (bolas de arcilla, lana de roca, perlita).

Mejor con fertilizantes orgánicos

Los fertilizantes orgánicos son una excelente fuente de materia orgánica. El guano de murciélago y el humus de lombriz son dos abonos 100% naturales muy utilizados en la agricultura ecológica, toda una delicatessen para estos bichitos. Por otro lado, la presencia de materia orgánica y su composición influirá directamente en la clase y el número de microorganismos del suelo.

Los fertilizantes orgánicos son una excelente fuente de materia orgánica. El guano de murciélago y el humus de lombriz son dos abonos 100% naturales muy utilizados en la agricultura ecológica, toda una delicatessen para estos bichitos. Por otro lado, la presencia de materia orgánica y su composición influirá directamente en la clase y el número de microorganismos del suelo.

El uso excesivo de fertilizantes químicos y pesticidas mata la vida de los sustratos y los empobrece. De hecho, uno de los mayores problemas a los cuales se enfrenta la agricultura hoy en día es el agotamientos de nutrientes de los suelos y su contaminación, con la consecuente disminución de la productividad. En cambio, ¡La microvida enriquece los sustratos y contribuye a su fertilidad! Además, cuanta más biodiversidad albergue el suelo, más variedad de materia orgánica podrán descomponer estos bichitos y mineralizar más variedad de nutrientes.

Microvida en tu cultivo de cannabis

Aquí tienes una lista con algunos de los mejores productos con microorganismos, para el cultivo de cannabis, que puedes encontrar en el mercado:

Bactobloom
Bactohemp y Bactobloom de Agrobacterias: a base de Bacillus y otros géneros de bacterias beneficiosas. Bactohemp está indicado para crecimiento y Bactobloom para la floración. Estimulan el crecimiento de la planta, y la producción de flores y azúcares. También ofrecen protección a la planta frente a patógenos y estrés ambiental.
Bactrex
Bactrex de Biotabs: contiene 6 variedades de bacterias del tipo Bacillus spp, hongos tricoderma y actinomicetos. Mejora la estructura y la fertilidad del suelo, mediante la agregación y la mineralización de nutrientes. Promueve el crecimiento de la planta y protege sus raíces de posibles amenazas.  
Mykro Monkey
Mykro Monkey de Monkey soil: producto de acción específica que contiene hongos micorrícicos y bacterias de la Rizosfera. Estimula el sistema enzimático de la planta, además de mejorar la estructura del suelo y su actividad microbiológica. Promueve el crecimiento de la planta y protege las raíces contra elementos dañinos.
Monkey Myko
Monkey Myko de Monkey Soil: contiene hongos micorrícicos del tipo endomicorrizas vesículo-arbusculares, del género glomus intraradices. Fortalecen el sistema radicular de tus plantas de cannabis, estimulan su crecimiento, y lo protegen de amenazas (hongos dañinos y enfermedades).
Mycotrex
Mycotrex de Biotabs: es un acondicionador de suelos 100% orgánico Mezcla de 9 especies de esporas de endomicorriza. Contiene bacterias de rizoma beneficiosas, harina de algas y ácido húmico. Mejora la absorción de nutrientes, estimula el crecimiento de las raíces y las protege frente a patógenos y estrés.
Bactrex
Monkey Seaweed: elaborado 100% con algas marinas que actúan como bioestimulante y mejoran el biotipo de la planta. Oxigenan el sustrato y mejoran su capacidad de retención de la humedad. Estimulan el crecimiento de la planta y la protegen frente a hongos y bacterias invasores.  

Para finalizar, algunas cuestiones a recordar

En los cultivos de exterior, la población microbiana del suelo se desarrolla por sí sola mientras que, en los cultivos de interior, deberemos ayudar a mantener la cadena alimenticia del suelo, añadiendo nutrientes y productos de microvida al sustrato (como los que hemos visto). A la hora de cultivar, es clave entender que los distintos microorganismos están interrelacionados y trabajan en sinergia.

En los cultivos de exterior, la población microbiana del suelo se desarrolla por sí sola mientras que, en los cultivos de interior, deberemos ayudar a mantener la cadena alimenticia del suelo, añadiendo nutrientes y productos de microvida al sustrato (como los que hemos visto). A la hora de cultivar, es clave entender que los distintos microorganismos están interrelacionados y trabajan en sinergia.

Como hemos señalado, la vida microbiana del suelo permite a la planta aprovechar mejor los abonos, mediante la mineralización de nutrientes (de otro modo estos permanecerían en el suelo en formas no asimilables por las raíces). Gracias a la microvida del suelo, tus plantas estarán mejor alimentadas, ¡y tú ahorrarás en fertilizantes y aditivos! Sin que por ello tengas que renunciar a una cosecha abundante y de calidad. Las actividades agrícolas humanas influyen enormemente en la biodiversidad de los suelos. El cultivo orgánico y otras técnicas agrícolas respetuosas con el entorno, son la solución a este problema. Una forma de cultivar que, en lugar de esterilizar los suelos, los nutre. La mejor manera de cuidar la comunidad microbiana del suelo y mantener su actividad, beneficiando enormemente el desarrollo de nuestros cultivos.

 

 

Fuentes

Red trófica del suelo” BioTerra, agricultura consciente.

Importancia de las redes tróficas del suelo” Dr. Salvador Rodríguez Zaragoza. UBIBPRO, Factultat deEstudios Superiores Iztacala, UNAM.

Suelos y biodiversidad”. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 2015

La red alimentaria del suelo” Biología del suelo

Mucilago”. Wikipedia, la enciclopedia libre

Biogeochemical cycle”. Wikipedia, la enciclopedia libre.

The Three Cycles of the Ecosystem” Sciencing “

Microbiología del suelo” Blog Biología del suelo “

Materia orgánica” Blog Biología del suelo

Bacterias fijadoras de nitrógeno” El Blog de Arvensis

«Lección 6. El suelo como hábitat. Microorganismos del suelo. Bacterias. Liberación de nutrientes.» Área de Edafología y Química Agrícola. Facultad de ciencias

Imagen

Cadena alimentaria terrestre  Renovables Verdes