Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información, lee nuestra política de cookies

Acepto
¿Tienes dudas?

Las raíces de las plantas de marihuana

Las raíces se encargan de varias funciones vitales para el desarrollo de tus plantas de marihuana, por lo que unas raíces sanas son el primer paso hacia una cosecha abundante y de calidad. Unas raíces mal cuidadas pueden llegar incluso a significar la muerte de la planta. En este artículo, te contamos cómo conseguir un buen sistema radicular para así obtener un cultivo de cannabis sano y abundante. 

Este sistema radicular ha colonizado ya todo el sustrato, por lo que es hora de trasplantar.


A medida que la planta crece, el sistema radicular se expande alrededor de todo el sustrato en lo que se conoce como “colonización”, y forma una especie de red (con una estructura parecida a la parte visible de la planta). Elegir bien el sustrato es clave para que las raíces puedan colonizarlo con facilidad, por lo que este debe ser lo suficiente poroso, aunque no demasiado para así asegurar una adecuada retención del agua. Si notamos que nuestro sustrato es demasiado compacto (no drena correctamente, queda siempre encharcado), podemos añadir perlita o vermiculita para airearlo. Las raíces o sistema radicular se compone de una raíz principal, conocida también como raíz apical (la que nace primera, cuando germina la semilla); y una serie de ramificaciones secundarias y terciarias, estas últimas llamadas capilares, encargadas de absorber y transportar el agua y los nutrientes hasta el tallo de la planta. Gran parte de la buena salud de la raíz apical dependerá de la calidad de la semilla, por eso es muy importante siempre adquirir semillas de marihuana de calidad (link “semillas” Sativa), a proveedores de confianza.

 ¿Qué importancia tienen las raíces en la calidad y salud de nuestros cultivos?

Las raíces de las plantas son de vital importancia para su supervivencia y correcto desarrollo. El sistema radicular permite que la planta se agarre al suelo, y le aporta firmeza. Una planta de raíces pobres, seguramente necesitará de entutorado para mantenerse erguida. 

Por otro lado, las raíces son las responsables de captar y trasladar a las hojas los nutrientes y el agua, esenciales para llevar a cabo el proceso de fotosíntesis, mediante el cual las plantas transforman los nutrientes en azúcares, los cuales suponen la energía necesaria para la producción de tejidos vegetales (a saber, hojas, tallos y flores). Un sistema radicular enfermo o poco desarrollado podrá mermar seriamente la producción de cogollos en nuestros cultivos. A la vez, cuanto más grande sea el sistema radicular, más crecerá la planta. 

las raíces son las responsables de captar y trasladar a las hojas los nutrientes y el agua, esenciales para llevar a cabo el proceso de fotosíntesis, mediante el cual las plantas transforman los nutrientes en azúcares, los cuales suponen la energía necesaria para la producción de tejidos vegetales (a saber, hojas, tallos y flores). Un sistema radicular enfermo o poco desarrollado podrá mermar seriamente la producción de cogollos en nuestros cultivos.

Si cultivas en macetas, asegúrate de que estas sean lo suficientemente grandes para permitir a las raíces expandirse con libertad. Para ello, es necesario realizar trasplantes periódicos desde que germinamos nuestras semillas hasta que llega la cosecha. Plantar en una maceta muy grande desde el principio, supondrá una pérdida de nutrientes y agua de riego importante, además de ser más difícil controlar el riego. Únicamente es recomendable cultivar en maceta grande desde el principio en el caso de las variedades autoflorecientes, ya que se cosechan muy pronto, y de este modo evitamos situaciones de estrés para la planta. Para saber cuándo es hora de trasplantar, puedes observar tu maceta por debajo, cuando se asomen las raíces por los agujeros de drenado, es que la planta necesita un nuevo hogar. 

Dos plantas las raíces de las cuales han colonizado el sustrato casi por completo, pero podemos esperar unos días antes de trasplantar

 ¿Cómo conseguir un sistema radicular sano? 

El desarrollo de las raíces tiene lugar principalmente en la etapa de crecimiento de la planta, por eso debemos prestar especial atención desde que germina la semilla hasta que empieza la floración. Si hemos conseguido un buen desarrollo del sistema radicular, cuando la planta florezca tendrá unas raíces generosas y fuertes que aportarán más cantidad y diversidad de nutrientes a la planta: engordando esos deliciosos cogollos, y mejorando sus propiedades orgalilopédicas.

Los principales factores a tener en cuenta para un sistema radicular sano y abundante son: la temperatura, el oxígeno y el riego.

  • La temperatura: las raíces prefieren calor y oscuridad. Una temperatura de 24 ºC - 25 ºC es la ideal para un adecuado desarrollo del sistema radicular. En el exterior, donde no podemos controlar la temperatura, es recomendable echar heno o mantillo en el sustrato, alrededor del tallo, para mantener la temperatura. Si cultivamos en macetas, si estas están a pleno sol, una buena idea es poner una maceta dentro de otra para crear una capa de aire a modo de aislante. Muy importante también es el color de la maceta, las negras absorben el calor, y tener en cuenta si se encuentran en un lugar sombreado o a pleno sol. .
  • El oxígeno: el oxígeno es vital para el proceso de fotosíntesis, la raíces absorben oxígeno del sustrato, por este motivo es tan importante la aireación del suelo. Si cultivamos en macetas, debemos elegir materiales lo más transpirables posible.
  • El riego: uno de los errores más comunes cuando se empieza en el cultivo es regar en exceso. Es esencial respetar el ciclo húmedo-seco, para que el sustrato se airee y las raíces puedan absorber oxígeno. La parte superior del sistema radicular absorbe aire, mientras que las raíces profundas absorben H2O. Por eso, es importante no regar demasiado y sobretodo que no quede agua encharcada, si no quieres ahogar tus raíces.

Muerte del cultivo por un mal riego

Para los cultivadores que empiezan, deben saber que la clave para unas raíces sanas está en el riego. Tan dañino puede ser la falta de riego como el exceso. El riego óptimo es el que deja al sustrato cumplir su ciclo seco-húmedo. Un sustrato que esté siempre o demasiado seco, traerá serios problemas que pueden acabar en la muerte de la planta; y un sustrato que esté permanentemente húmedo o encharcado, puede asimismo matar a la planta. Las raíces absorben el agua, principalmente por unos pelitos pequeños y finos, llamados pelos radicales. Cuanto más se desarrolle el sistema radicular, más pelos radicales, y mejor será la absorción del agua por parte de la planta.

Para los cultivadores que empiezan, deben saber que la clave para unas raíces sanas está en el riego. Tan dañino puede ser la falta de riego como el exceso. El riego óptimo es el que deja al sustrato cumplir su ciclo seco-húmedo.

En situaciones de estrés hídrico (falta o exceso de agua), el sílice es un mineral que ayuda a la planta a sobrellevarlas mejor, ya que ralentiza el proceso de evaporación de agua de su organismo. Existen aditivos a base de sílice para añadir a nuestros cultivos de cannabis, como Pro Silicate de Grotek.  

Falta de riego 

Podremos identificar que nuestra planta padece falta de hidratación, cuando veamos las hojas caídas. Los capilares van muriendo, poco a poco, por deshidratación; y, con ellos, la capacidad de la planta para absorber agua y nutrientes, ya que ellos son los encargados de tales funciones. Por más que volvamos a hidratar el sustrato, el sistema radicular ya está dañado. Si las raíces sufren períodos de falta de agua repetidas veces o estos son muy prolongados, pueden llegar a morir y, con ellas, la planta. 

Exceso de riego

Por el contrario, si regamos en exceso, y el sustrato está demasiado húmedo, o lo está todo el tiempo, frenamos el crecimiento radicular por dos motivos. El primero es debido a que el crecimiento de las raíces depende de la necesidad de encontrar agua: las raíces se expanden en busca de hidratación. Si el sustrato está totalmente húmedo, las raíces no sienten la necesidad de ir a por agua y paran de crecer. Por otro lado, la falta de oxígeno también causará el pudrimiento del sistema radicular. Los capilares se saturan, no pueden absorber más nutrientes y/o agua, y se ahogan. Podemos identificar tal problema cuando las hojas de la parte baja de la planta se tornan amarillas y las todo el follaje en general pierde fuerza

Los microorganismos: grandes aliados

Los microorganismos beneficiosos que viven en el sustrato son los mejores aliados del sistema radicular de las plantas. Estos microorganismos (hongos, algas, bacterias y protozoos), conocidos genéricamente como microvida, aportan grandes beneficios, como protección frente a organismos patógenos y una mejor absorción de nutrientes. Los más populares para el cultivo de cannabis son los trichodermas, las endomicorrizas y las rizobacterias

Los microorganismos beneficiosos que viven en el sustrato son los mejores aliados del sistema radicular de las plantas. Estos microorganismos (hongos, algas, bacterias y protozoos), conocidos genéricamente como microvida, aportan grandes beneficios, como protección frente a organismos patógenos y una mejor absorción de nutrientes. Los más populares para el cultivo de cannabis son los trichodermas, las endomicorrizas y las rizobacterias

Hongos como las trichodermas o las endomicorrizas, por ejemplo, conviven en simbiosis con las raíces, colonizando los capilares, y optimizando la absorción de nutrientes. Las trichodermas, protegen a la raíz contra patógenos. Estos colonizan el sistema radicular y no dejan espacio para que los hongos dañinos se instalen, formando un escudo protector impenetrable. Puedes adquirir tricodermas de distintas marcas como Big Flower y Green House Feeding. Así como el resto de microvida como Bactrex (bacterias) y Mycotrex (micorrizas) de Biotabs; Aptus Mycor Mix (micorrizas) y  (bacterias) de AptusTrabe Mycoplant (micorrizas), Bactobloom de Agrobacterias,

Imagen ficticia de bacterias

Estimuladores de raíces y enzimas

Añadir estimuladores de raíces al sustrato también nos ayudará al cuidado del sistema radicular de nuestras plantas. Actualmente, muchos fabricantes del sector ofrecen este tipo de productos. Nosotros recomendamos RizhotonicBiorizhotonic de CannaX Rooting de Biogreen . Los estimuladores de raíces deben usarse en el período de crecimiento, cuando la planta entre en período de floración, podremos dejar de utilizarlo. Las enzimas son otro elemento que nos puede ayudar a mantener un sistema radicular sano y fuerte, además de regular la sobrefertilización del sustrato. Algunas opciones que puedes adquirir en el mercado son Cannazym de CannaBiozym de Biogreen

Rizhotonic de Canna                                                                                                                             X Rooting de Biogreen


¿Qué es y cómo 
realizar un buen lavado de raíces?

El lavado de raíces es un proceso extremadamente sencillo de entender y llevar a cabo. Este recurso se puede usar para corregir una sobrefertilización en cualquier momento a lo largo del cultivo; o, antes de cosechar, cuando cultivamos con abonos minerales. Si utilizamos abonos químicos, el lavado radicular es de vital importancia para evitar tóxicos en la cosecha y, ¡conseguir unos cogollos con un sabor y aroma únicos, ya que estaremos mejorando sus propiedades organolépticas

El lavado de raíces es un proceso extremadamente sencillo de entender y llevar a cabo. Este recurso se puede usar para corregir una sobrefertilización en cualquier momento a lo largo del cultivo; o, antes de cosechar, cuando cultivamos con abonos minerales.

El lavado de raíces consiste en regar nuestras plantas con abundante agua pura (sin fertilizar, por supuesto), con el fin de arrastrar los residuos de nutrientes presentes en la planta y el sustrato. Para ellos necesitaremos utilizar el doble de litros de agua que de tierra (p. ej. para una maceta de 25L, emplearemos 50L de agua).

  • El indicador que nos dirá si nuestras plantas están libres de nutrientes a la hora de cortar, es que la mayor parte de las hojas se vuelvan amarillas, de manera que habrán perdido todos los nutrientes y la clorofila, hecho que se aprecia en el sabor.
  • Es muy importante: emplear agua lo más pura posible (agua de ósmosis, agua de lluvia, agua filtrada o destilada).

 Dependiendo de la composición y la cantidad de abonos que usemos en el cultivo, realizaremos el lavado de raíces de una u otra forma:

  1.  Los cultivadores que emplean muchos fertilizantes minerales durante todo el ciclo de vida de las plantas, es recomendable realizar un lavado de raíces una vez al mes. Además de un par de lavados finales, en el momento antes de cortar las plantas. Los últimos dos riegos los realizaremos con abundante agua pura sin fertilizantes, como mínimo, durante los últimos 15 días antes de la cosecha; con la ayuda de algún producto para este propósito como pueden ser Final Flush de Grotek y Canna Flush de Canna.
  2. Si hemos añadido solamente abonos orgánicos (sin utilizar microvida) a nuestro cultivo, con un lavado de raíces en el último riego tendremos suficiente. 
  3. Abonos orgánicos con microvida???
Final flush de Grotek                                                                                                                                                         Canna Flush de Canna


¡Las raíces también tienen propiedades terapéuticas!

Bien es sabido que de la planta del cannabis se puede aprovechar todo: hojas, tallos y flores; para una amplia variedad de fines medicinales, recreativos e industriales; pero, ¿sabías que las raíces del cannabis poseen importantes propiedades terapéuticas? Las raíces de cannabis han sido utilizadas con fines terapéuticos por muchas culturas, a lo largo de la historia. Estas son ricas en triterpenoides y otros compuestos con propiedades antiinflamatorias. Su principal modo de aplicación es por vía tópica, y se puede emplear para tratar afecciones tan variadas como son la fiebre, infecciones, artritis, gota, dolores de las articulaciones y dolores menstruales, así como molestias durante el embarazo.

 Las raíces de cannabis han sido utilizadas con fines terapéuticos por muchas culturas, a lo largo de la historia. Estas son ricas en triterpenoides y otros compuestos con propiedades antiinflamatorias

Aquí os dejamos el enlace a un artículo sobre este tema escrito por la profesora de terapias con cannabis de la Universidad de Padua, Viola Brugnatelli, publicado por Project CBD (organización sin ánimo de lucro, que proporciona información educativa sobre el CBD y otros temas relacionados con el cannabis). 

Esperamos que os haya gustado este artículo, y os haya aportado nuevo conocimiento sobre esta maravillosa planta que es la marihuana. Si te parece interesante este contenido, ayuda a difundir, ¡compártelo en tus redes! ¡Gracias! 

Imagen macro de una flor de cannabis

¡Un saludo verde! 

Fuentes

Project CBD: https://www.projectcbd.org/es/raices-de-cannabis-desde-la-medicina-tradicional-la-ciencia-moderna

Fotos

Shop at bloom: https://shopatbloom.com/maryland-marijuana-news/the-many-surprising-benefits-of-the-cannabis-root/

Mycoterra: https://mycoterra.com/que-son-las-mycorrizas/

Publicaciones Relacionadas: